Cómo vender un piso sin inmobiliaria

Uno de los motivos principales por los que los usuarios suelen querer vender sus pisos prescindiendo de la inmobiliaria, es porque de esta manera se pueden ahorrar los honorarios que esta se llevaría.

Hasta aquí podría decir las ventajas de esta elección ya que por contra al hacerlo así deberemos cargar con todas las gestiones.

Pros y contras de la inmobiliaria en la venta


Su papel es fundamental a la hora de realizar la venta de cualquier piso, pero no es de extrañar que cada vez sea más frecuente que los vendedores prefieran realizar todos los procesos por su cuenta para no tener que desembolsar pagos extra. Cuando la venta de cualquier domicilio se lleva a cabo a través de una inmobiliaria, tanto el comprador como el vendedor tienen que pagar unos gastos de gestión que hacen que sea más cara tanto la compra como la venta de la casa, algo que no beneficia en absoluto a ninguna de las dos partes. No obstante, es necesario recalcar, que las inmobiliarias cobran este tipo de servicios porque también se encargan de ayudar en la venta, a través de la publicidad para recibir visitas, gestionar los compradores, y todos los trámites legales tan tediosos que existen. A pesar de ello, es lógico que haya gente que prefiera prescindir de dichos servicios y se ponga a vender su casa por su cuenta, en cuyo caso le vendría bien contar con una serie de consejos y recomendaciones.

Pasos previos a la venta

Antes de proceder a realizar o intentar cualquier tipo de venta de un piso, es importante contar con toda la información necesaria para hacer esto de forma legal y exitosa. Lo primero que hay que hacer es reunir la documentación correspondiente a través de una visita al Registro de la Propiedad para que ellos entreguen la nota simple y escritura, y también se deberá eliminar hipotecas y solicitar ciertos certificados para ahorrarse posibles problemas en el futuro. Una vez se haya hecho esto, se procederá a decidir el precio del inmueble, algo que a veces requiere de cierta experiencia dentro del mercado inmobiliario. Sin embargo, en caso de no contar con ella, siempre se puede buscar información a través de expertos o de internet, de forma que se encuentre el precio adecuado de la vivienda teniendo en cuenta la situación del mercado actual. Posteriormente y una vez que se han llevado a cabo todos estos procesos, llegará la hora de conseguir compradores.Para realizar esta tarea, el organizar un plan de marketing puede ser de gran ayuda, ya que servirá para atraer clientes potenciales y más personas interesadas en la vivienda.

Preparando el piso para venderlo

Será muy importante preparar bien el domicilio para las posibles visitas, de manera que se pueda causar la mejor impresión posible. Además, la publicidad en Internet también será importante, pues contar con buenas fotos del piso y de buena calidad, así como mucha información del mismo, también ayudarán a que los compradores terminen por decantarse por vivir en él. La buena elección de un portal inmobiliario adecuado tendrá también un papel fundamental, pues escoger una buena plataforma que tenga mayor visibilidad, también hará que conseguir la venta de nuestro piso se convierta en un procedimiento mucho más rápido y sencillo.