Vender un piso con Hipoteca

Cómo vender un piso que tiene pendiente una Hipoteca

Es bastante frecuente que, por diversos motivos (ya sean de tipo familiar, laboral, personal, etc.), muchas personas sienten la necesidad de querer vender un piso con hipoteca y poner en venta la actual, para poder buscar una completamente nueva. Sin embargo, esto puede llegar a ser un trabajo algo tedioso y largo, si no se siguen los procedimientos adecuados. Esto ocurre especialmente con aquellas casas que tienen una hipoteca pendiente, ya que la principal duda que surge en torno a ellas, es si éstas pueden ser vendidas en estos casos. La realidad es que una vivienda que aún tenga una hipoteca pendiente sí que puede ser vendida, ya sea a través de la cancelación del montante pendiente justo en el momento en el que esta se venda, de manera que será el nuevo comprador, el que se encargue de asumirla, o a través de la hipoteca puente. En la actualidad no es necesario cancelar la hipoteca para vender ningún piso, ya que se puede contar con otras alternativas, como cuando el dinero que se obtiene por la operación se destina a cancelar lo que queda del préstamo hipotecario. En este caso se podrían dar dos situaciones diferentes: se puede cancelar la hipoteca una vez se vende la vivienda, pero a un precio superior, o cerrar la operación, con un precio menor.


Cancelar la Hipoteca pendiente

En el caso de que se vaya a cancelar la hipoteca cuando se venda el piso, lo mejor que se puede hacer, es obtener un precio mayor de lo que resta la hipoteca, ya que de esta manera, se proporciona un dinero extra al vendedor y también se consigue, cancelar la propia hipoteca. La operación es sencilla, pues solo se debe solicitar a cualquier banco un certificado de la deuda que esté pendiente y acudir al acto de la compra-venta con el mismo, para que una vez que esto se cierre, se pueda liquidar cualquier deuda que pueda existir con la entidad. Es importante recalcar, que cuando esta hipoteca cuenta con comisiones de cancelación anticipada, estas deben ser pagadas también. Por el contrario, si los usuarios prefieren vender su vivienda por menos dinero de lo que les queda en la hipoteca, lo único que se debe hacer es solicitar un certificado a la entidad y posteriormente presentarlo para que se cierre la operación. Después, una vez la venta ya esté hecha, se debe liquidar la hipoteca al banco, de manera que la cantidad que reste se convertirá en un préstamo completamente nuevo con unas condiciones distintas.

La Hipoteca Puente

Otra alternativa que suele ser bastante utilizada por las personas que quieren vender sus casas, es realizar el método conocido como “hipoteca puente”, que significa vender una casa con hipoteca, a la vez que se compra otra totalmente nueva, sin tener que pagar las dos casas. Este proceso se logra a través de la unificación de los dos préstamos por una cuota que sea inferior al ingreso de ambas propiedades, comprometiéndose previamente a vender la vivienda. En estos casos, los plazos van desde los 6 meses hasta los 5 años, y suelen ayudar bastante a aquellos que buscan cambiar de aires y obtener una vivienda nueva que se adapte mucho mejor a sus gustos y necesidades personales.

Conclusiones

Antes de realizar ningún tipo de operación, infórmate bien en el banco en el cual tienes la hipoteca, habla con ellos, cuéntales tu caso y cuáles son las decisiones que quieres tomar, para que ellos te asesoren y te presenten las posibilidades que te pueden ofrecer. Una vez con tu idea en la cabeza y con las posibilidades que te ofrezca el banco, ya podrás tomar la decisión más acertada.